VINTAGE

Éste término se refiere a un concepto clásico de los años 60’s donde intervienen los diseños retro, con formas geométricas, espacios llenos de color y contraste entre tonos oscuros y pasteles con objetos de decoración antiguos. La tendencia vintage es un estilo elegante, basado en un diseño antiguo, pero rescatando elementos modernos que le dan un toque único a tus espacios.

En este estilo podemos encontrar una gran combinación de colores, rayas, flores, texturas y materiales, ya que su propósito es rescatar técnicas y componentes antiguos para traerlos a la modernidad generando espacios con mucho diseño y romanticismo.

Este estilo aplica para usarlo en cualquier espacio que quieras remodelar, por ejemplo, si quieres darle a tu sala un toque vintage, puedes optar por poner alfombras estampadas o con colores fuertes o florales, poner unas cortinas pesadas al estilo antiguo y darles un toque moderno motorizándolas y manejándolas por medio de un control. También puedes restaurar tus muebles y ponerles colores vivos con telas estampadas o darles un acabado envejecido que le den un ambiente vintage a tu casa u oficina.

INDUSTRIAL

Esta tendencia nacida en Nueva York en la década de los 50´s, estará en auge este 2020 ya que maneja un estilo poco pretencioso pero con mucho diseño. Este estilo es ideal para zonas sociales y oficinas de espacios amplios donde se utilizan a la vista muchos elementos estructurales en hierro, aluminio y madera generando un estilo rústico.

Si quieres darle un look industrial y moderno a tus espacios debes tener en cuenta que los colores más usados son los colores neutros como el blanco, gris y el negro en su mayoría. También puedes transformar tus muebles antiguos o que no tengas en uso dándoles acabados únicos y naturales. Los ventanales y divisiones en vidrio de piso a techo con marcos negros y las paredes en ladrillo expuestas, son algunos de los elementos que también hacen parte de este estilo Industrial.

Las cortinas ideales para un ambiente industrial se basan en telas traslucidas y ligeras que permiten todo el paso de luz, de tonos claros, blancos o grises; también persianas en madera que logran darle un look rústico a tu espacio.

MINIMALISMO

El estilo minimalista se basa en la simplicidad del diseño en los espacios, es un estilo totalmente opuesto al vintage o al industrial, ya que maneja pocos colores, más que todo claros como blancos, crudos y grises. Esta tendencia se reduce a lo esencial, a usar pocos elementos y no sobresaturar los espacios para que se vean más limpios y amplios.

Para obtener un espacio minimalista, es importante tener en cuenta el uso de telas sin estampar, tomando la línea de telas lisas y sencillas; para los muebles puedes optar por diseños con mucho estilo y funcionales que no ocupen mucho espacio, incluyendo materiales como la madera y el acero. La iluminación es esencial en este tipo de estilo, ya que debemos tener espacios muy bien iluminados, ideal utilizar cortinas de piso a techo traslucidas, preferiblemente sin líneas o estampados que puedan cortar el espacio.

En los espacios minimalistas la mejor opción es elegir pisos con acabados naturales en madera de colores claros o alfombras de colores neutros sin diseños extravagantes ya que nuestro propósito es obtener un espacio moderno pero que evoque a la relajación y el orden. En cuanto a la estructura, podemos inclinarnos por paredes y pisos en concreto liso, divisiones en vidrio de piso a techo y ventanales que generan mucho paso de luz, y evitar las divisiones con columnas porque reducen los espacios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *